piscina-agua-cristalina

Los cloradores salinos son aparatos que incorporamos al sistema de depuración de la piscina, concretamente al circuito de retorno de manera que una vez que el agua ha sido filtrada pasa por el clorador salino para recibir la dosis de cloro necesaria para acabar con los microorganismos indeseados y mantenerla limpia.

Para entender cómo funciona la desinfección en una piscina de agua salada debemos empezar por lo más básico que es la sal, la misma que empleamos en nuestros platos o la misma que da salinidad a los océanos. Su nombre científico es cloruro de sodio, esto ya nos indica que en su composición hay cloro.

Por tanto si la sal tiene cloro y éste es un desinfectante natural sólo nos queda buscar la manera de descomponerla, esto lo conseguimos mediante electrólisis salina, es decir, empleamos electricidad para separar los elementos del cloruro de sodio, el resultado será cloro y sodio por separado.

Todos los cloradores salinos van equipados con un sistema de electrólisis, dependiendo del modelo éste será capaz de producir mayor o menor cantidad de cloro por hora, esto es importante porque no podemos comprar cualquier equipo ni decantarnos por el más barato, debemos instalar uno acorde al volumen de agua de nuestra piscina.

Además del clorador salino, para que todo esto funcione debemos añadir sal a nuestra piscina, en las tiendas de piscinas como la nuestra de Fuengirola puede adquirir sacos de cloruro de sodio de una gran pureza. Si tiene dudas le podemos asesorar e incluso transportar los sacos de sal hasta su casa.

Por último debemos destacar el tema del control del nivel de pH, si bien es primordial en todo tipo de piscinas y spa, en las piscinas de agua salada es aún más importante debido a que la electrólisis salina aumenta el pH del agua, si descuidamos este aspecto el agua se puede volver calcárea, con el tiempo la célula que produce el cloro se calcifica y pierde eficacia.

Hoy en día muchas marcas como por ejemplo Bayrol, CTX, Hayward, AstralPool, Gre o Zodiac fabrican cloradores salinos para diferentes tamaños de piscinas y con versiones más sofisticadas que controlan también el nivel de pH, la temperatura e incluso son capaces de realizar tratamientos de choque o de reducir la producción cuando está puesta la cubierta.

Concentración de sal para piscinas

Según la Wikipedia la concentración media de sal en los océanos es de 35 g/L, en cambio hay equipos de cloración salina que son eficaces con concentraciones de 1,5 g/L.

Si le preocupa el tema del agua salada, debe saber que la concentración de sal en las piscinas de agua salada suele ser diez veces inferior a la del mar, es casi imperceptible y por supuesto no ocasiona irritaciones oculares ni cutáneas, por tanto es mucho más seguro que bañarse en agua de mar.

Una de las principales ventajas de los cloradores salinos es que son equipos totalmente automáticos, nos liberan por completo de la responsabilidad de medir el nivel de desinfectante y de la tarea de dosificar el producto químico de forma manual, en adelante sólo nos debemos preocupar por medir el nivel de concentración de sal, que es bastante estable.

Si le interesa comprar un clorador salino para su piscina le recomendamos que se deje asesorar por profesionales, Piscinas CODE es una empresa que lleva más de 40 años especializada en el mundo de la piscina, hemos instalado un gran número de equipos de este tipo con excelentes resultados y gran satisfacción de los clientes.